logo escs

Teléfonos

(+54) (2284) 426382 / 430744

Lunes - Viernes

07:30 a 20:00 Hs.

El miércoles 25 de abril a las 13:30 horas se presentará en el Auditorio de la Facultad de Ingeniería, “El Dieciocho”, una obra teatral mendocina que rinde homenaje a la Reforma Universitaria de 1918. El evento será abierto al público, y se enmarca en las actividades por el centenario del hito que cambió las reglas de la educación de grado nacional, pero también en el ciclo cultural de la FIO Hemisferio Derecho, y los 30 años de la Facultad de Ciencias Sociales.

“El Dieciocho” narra la situación de un grupo de jóvenes estudiantes que protestan y denuncian la antigua y anacrónica estructura de gobierno universitario. “El conflicto se desata cuando Nores, el actual rector conservador y sus funcionarios, se oponen a las nuevas ideas y reformas universitarias, entonces pondrán todo su poder para enfrentar a los estudiantes a través de un fraude electoral. Esto desencadena la intervención presidencial convocada por los estudiantes y un juicio donde el enfrentamiento de ambas partes se torna cada vez más conflictivo”, señala la sinopsis de la obra, escrita y dirigida por Estefanía Montenegro.

La historia, llevada a escena por la Compañía Ensamble Mendoza, está inspirada en el movimiento estudiantil, toma algunos textos reales y otros de ficción que acompañan la estructura dramática para el desarrollo de la misma.

En junio de 1918 la juventud universitaria de Córdoba junto a otros estudiantes de la Argentina, iniciaron un movimiento por la genuina democratización de la enseñanza, que cosechó rápidamente la adhesión de todo el continente y extendió su influencia a todas las universidades argentinas y latinoamericanas. La Reforma Universitaria dio origen a una amplia tendencia del activismo estudiantil, integrada por agrupaciones de diversas vertientes ideológicas, que se definen como reformistas. Entre sus principios se encuentran la autonomía universitaria, el cogobierno, la extensión universitaria, la periodicidad de las cátedras, los concursos de oposición y la gratuidad de los estudios en todas las instituciones de educación superior.

Aunque en el umbral del siglo XX la influencia de la Universidad se extendía en múltiples ámbitos, fue a partir de 1918 cuando su carácter rector adquirió una fuerza inusitada.